Facifem responde: principales dudas sobre feminización facial

Enfrentarse a una cirugía de feminización facial puede generar miedo e incertidumbre en las mujeres transgénero que buscan un rostro con unos rasgos más femeninos. Conscientes de ello, desde Facifem, nuestra unidad especializada en feminización facial, queremos dar respuesta a las dudas más comunes en torno a esta cirugía reconstructiva para ayudar a las mujeres en proceso de transición en la toma de decisiones y facilitarles información de primera mano.

¿Todas las operaciones se realizan al mismo tiempo?

La cirugía de feminización facial incluye la modificación de rasgos en las tres secciones del rostro: tercio superior, frente y cejas; tercio medio, nariz y pómulos; y tercio inferior, mandíbula y mentón y reducción de la nuez de Adán. Según las necesidades de cada paciente se puede operar las tres zonas o solo una selección, pero todas las intervenciones se realizan a la vez, en la misma cita quirúrgica. De esta forma se consigue una mayor armonía global en todo el rostro.

Así, tras la operación y una vez se reduce la inflamación, el cirujano puede valorar la evolución de los rasgos en su conjunto. Por otro lado, las pacientes pueden apreciar los cambios de forma global y su satisfacción con los resultados es mayor.

¿El postoperatorio es doloroso?

Por lo general, no. El postoperatorio de la cirugía de feminización es incómodo, sobre todo si se han realizado varias intervenciones en el rostro, pero nuestras pacientes suelen referir niveles de dolor muy bajos tras el procedimiento. Un dolor fácilmente controlable con analgésico de uso oral recomendados por el equipo médico.

A pesar de ello, para favorecer una adecuada recuperación recomendamos siempre disponer de una semana libre de trabajo o estudios para acudir a la cirugía, descansar y asistir a las citas de revisión con el cirujano. Después, veremos como la hinchazón desaparece al cabo de una semana y los hematomas tras unos 15 días.

¿Debo esperar a recibir la terapia hormonal antes de someterme a la feminización facial?

No es necesario. Basta con estar segura de una misma y tener claros los objetivos a conseguir con la operación. En palabras del doctor Germán Macía, director médico de Facifem, “muchas de nuestras pacientes no se han sometido a una cirugía de reasignación de sexo, no es una condición necesaria para la feminización facial, pero sienten la necesidad de aumentar la feminidad de su rostro.”

En el caso de pacientes que sí estén recibiendo terapia de reemplazo hormonal, por razones de seguridad, el cirujano puede solicitar que se suspenda o reduzca temporalmente el tratamiento las semanas previas y posteriores a la cirugía. Esto será evaluado por el equipo médico durante las primeras visitas de valoración y definición de la intervención.

Ante cualquier duda, en Facifem contamos con psicólogos especializados en identidad de género que pueden orientar a las pacientes y resolver todas sus dudas.

¿Cualquier cirujano puede realizar una cirugía de feminización?

Nuestra recomendación es optar siempre por cirujanos especializados en feminización facial. Ellos tendrán una mayor experiencia tanto en el tipo de cirugía como en las necesidades y anhelos de las mujeres transgénero, pudiendo mostrar una mayor empatía con las pacientes.

Además, la mejor opción es elegir un cirujano maxilofacial, ya que es el profesional con mayor formación y experiencia en el manejo de las partes duras de la cara, la estructura ósea, y de las partes blandas, como la piel y los anejos. Esenciales para una modificación armoniosa de los rasgos faciales.

Si el cirujano seleccionado también te transmite confianza en su trabajo y en su equipo médico, estarás ante un buen doctor para tu cirugía de feminización.

¿Seguiré siendo yo después de una cirugía de feminización facial?

Esta es una de las dudas que más preocupan a nuestras pacientes. Con honestidad y transparencia les explicamos que, en todo momento, el objetivo de la feminización facial es que mantengan su esencia. Busca restaurar, definir y mejorar tus características naturales, sin afectar a tu fisionomía. Por lo que sí, seguirás siendo la misma persona, pero con más seguridad en ti misma.

Para mayor tranquilidad de nuestras pacientes, antes de la cirugía realizamos una simulación virtual de los resultados esperados en base al análisis de sus rasgos y sus necesidades. De esta forma pueden hacerse a la idea de cómo será el cambio y acudir con mayor confianza el día de la intervención.

En Facifem, nuestra experiencia es que las mujeres transgénero que se realizan una cirugía de feminización luego se sienten más seguras de si mismas y con mayor autoestima. Si estás interesada y tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *