Beneficios de la rinoplastia ultrasónica: una rápida recuperación

La rinoplastia ultrasónica es la técnica más avanzada en cirugía de nariz. Consiste en emplear ultrasonidos para remodelar los huesos de la nariz con mayor precisión. Uno de sus principales beneficios es que permite una recuperación más rápida que otros tipos de rinoplastias. Desde Icifacial te explicamos por qué.

El primer motivo lo encontramos en el instrumental empleado. En la rinoplastia ultrasónica usamos la microsierra ultrasónica, una herramienta que emplea ondas sonoras para cortar y pulir los huesos. Esto permite al cirujano contornear los huesos nasales. Un procedimiento radicalmente diferente a la cirugía tradicional donde se utilizan herramientas como los cinceles y el martillo para cambiar la forma de la nariz o cortar los huesos de forma traumática.

A esta ventaja se suma que los ultrasonidos solo cortan los huesos, las estructuras duras, sin dañar los tejidos blandos de la nariz ni las membranas circundantes al hueso. Se generan así menos moratones, edemas e hinchazón que con la cirugía tradicional, donde se rompen los huesos a golpes de matillo, dejando más secuelas en el rostro de los pacientes y alargando el proceso posoperatorio.

Por otro lado, esta técnica facilita la ejecución de rinoplastias con menos irregularidades y asimetrías. Permite corregir defectos sin que aparezcan fracturas incontroladas, incluso en huesos finos, frágiles o inestables. Así, el grado de perfección y precisión de la cirugía será mucho mayor. El posoperatorio tampoco es doloroso y no ponemos tapones, así los pacientes pueden tener una imagen más clara de los resultados desde que salen de la clínica.

Vuelta al trabajo en una semana

En su conjunto, esta cirugía poco invasiva permite a nuestros pacientes reincorporarse al trabajo o volver a sus estudios en menos tiempo. En una semana ya se podrá realizar una total vuelta a la rutina. En la mayoría de los casos, a los seis meses, tras las revisiones necesarias, les podemos dar el alta definitiva con total seguridad.

La rinoplastia ultrasónica se emplea sobre todo para eliminar hueso, como en el limado de caballete o giba de la nariz, o para estrechar la nariz, ya que permite realizar un corte extremadamente preciso muy alejado de la técnica convencional. Se garantizan así unos resultados más naturales, contribuyendo al bienestar emocional de nuestros pacientes y a la mejora de su autoestima.

En Icifacial apostamos por esta avanzada técnica por sus amplios beneficios para la salud y estética de los pacientes. Además de asesorarte y explicarte en qué consiste el procedimiento, te realizaremos un estudio previo de simulación con fotos para que puedas comprobar cómo quedaría tu nariz tras la cirugía. A posteriori, nuestro equipo de profesionales se asegurará de que recibes todas las revisiones necesarias para garantizar el correcto cuidado y recuperación de la zona intervenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *