Eliminación de grasa en la papada

Actualmente, uno de los tratamientos estéticos que más se solicitan en nuestro país es la eliminación de papada, la grasa acumulada bajo la mandíbula. Gracias a la liposucción de papada, nos podemos deshacer de este exceso de grasa y conseguir que la apariencia de nuestro rostro y cuello sea mucho más estilizada, sin bultos.

Esta acumulación afecta a personas que no tienen por qué sufrir sobrepeso, y que, aunque realicen deporte y sigan diversas dietas, no consigan perder esa grasa.

Esta intervención consiste en una pequeña liposucción, como aquellas que se llevan a cabo en otras zonas del cuerpo, pero con la diferencia de realizarse con cánulas mucho más finas.

Se realiza una pequeña incisión bajo la barbilla, a través de la que se introduce una cánula que aspira la grasa y la extrae. Se lleva a cabo con anestesia local.

Los beneficios de la liposucción de papada son:

  • Eliminación de la grasa en la zona del cuello y la papada.
  • Definición del ángulo cervical
  • Reducción de la redondez del rostro.
  • Reducción de la plenitud del cuello.

Eliminación de papada

Cualquier persona puede someterse a una liposucción de papada, pero siempre debemos tener en cuenta que la edad es un factor muy importante a la hora de obtener los mejores resultados: los mejores candidatos son aquellas personas cuyo peso corporal no exceda el 30% de su peso ideal y que no superen los 40 años.

Una vez finalizada la liposucción, los efectos de la anestesia van desapareciendo provocando algunas molestias; a las horas, podremos tener ya una idea del resultado, que es instantáneo. Es imprescindible un buen cuidado posterior con el fin de que garanticemos el resultado que esperamos obtener.

La recuperación de esta intervención no requiere de un proceso muy lento: la mayoría de pacientes que se someten a la liposucción de papada se ven capaces de volver a su actividad diaria en menos de una semana.

Es posible que durante los primeros días haya un poco de inflamación o irritación, que desaparecerán con rapidez. El paciente debe tener, sin embargo, cuidado con los pequeños golpes y precaución al comer, ya que es posible que los primeros días resulte un poco difícil.

También se debe prestar especial atención y cuidado a la hora de ducharse, ya que el agua caliente siempre provoca inflamación y, por supuesto, evitar tomar el sol durante los primeros días tras la intervención.

Tras la liposucción de papada, es imprescindible proteger la zona usando algún tipo de sujeción como una mentonera postquirúrgica, que ayudará en el proceso de recuperación durante los primeros 7 – 10 días.

Para cualquier duda o pregunta que pueda surgir, nuestro doctor German Macía Colón te atenderá en su consulta para resolverlas en una primera cita gratuita, sin compromiso.

¡Te esperamos en Icifacial!

Germán Macía Colón

El Doctor Macía Colón es cirujano estético y maxilofacial experto en rinoplastia, blefaroplastia y bichectomía. Es Director de la clínica Icifacial de Madrid, España. Contacta con Icifacial para una consulta gratuita y sin compromiso.

Pide consulta gratis en Madrid, España

Video consulta por Skype si vives fuera

Comparte si la información te ha sido de utilidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *