Cuándo retomar el deporte tras una cirugía facial

Después de una cirugía facial es esencial dedicar unos días al reposo y a la recuperación de los tejidos y estructuras intervenidas. Aunque por lo general solo es necesario 1 o 2 días de reposo, según el tipo de operación y las recomendaciones del cirujano, hay ciertas actividades con las que debemos tener más cuidado. Una de ellas es el deporte.

Solemos recomendar evitar practicar deporte y realizar esfuerzos hasta pasados entre 6 y 8 días tras la intervención. Esto se debe a que, por un lado, realizar esfuerzos puede entorpecer la cicatrización de la zona tratada y, por otro lado, con el ejercicio físico se pueden realizar movimientos perjudiciales para el éxito de los resultados, como agachar la cabeza o agitarla en exceso. Además, en el caso de la rinoplastia, la más común de las cirugías faciales, las fosas nasales suelen taparse durante 2 o 3 días para favorecer la recuperación de los huesos, lo que imposibilita la práctica de cualquier deporte. Una vez superado este tiempo, y tras verificar con el cirujano que la recuperación se desarrolla de forma óptima, se puede retomar el ejercicio siguiendo los siguientes consejos:

Ejercicio aeróbico a partir de los primeros 8 días

Para retomar el deporte, se debe comenzar por el ejercicio físico aeróbico a intensidad moderada, sin sobre esfuerzos. Se incluyen en este grupo por ejemplo el footing, montar en bicicleta o simplemente caminar rápido. Ejercicios con los que mejorar la resistencia cardiovascular e ir preparando al organismo para la vuelta a la normalidad.

Estos consejos se pueden aplicar también al gimnasio. Así, puedes hacer uso de las instalaciones deportivas para correr en la cinta o entrenar en la bicicleta elíptica. Siempre a velocidad moderada y sin medir marcas ni tiempos. Hay que tener en cuenta que, durante las primeras semanas después de la operación, los pacientes aún tienen cierta inflamación en la zona operada, por lo que, al practicar ejercicio notarán como esa zona comienza a latir. En ese momento deben parar cualquier actividad. Este “latido” puede aparecer a los 5 minutos de hacer ejercicio o después de 15 minutos, depende del paciente, pero poco a poco este tiempo se irá incrementando hasta que pueda completar sus tiempos de entrenamiento con total normalidad.

Deporte anaeróbico después de 5 semanas

Para realizar ejercicio anaeróbico será necesario esperar, como mínimo, 5 semanas después de la cirugía facial y contar siempre con la aprobación del cirujano. Por deporte anaeróbico entendemos desde ejercicios de fuerza, hasta disciplinas más exigentes como el CrossFit, en el que se realizan levantamientos de pesas constantemente. Aún así, la reincorporación se debe realizar de forma progresiva para evitar lesiones.

En este momento, a partir del primer mes, también podemos comenzar a realizar deporte al aire libre, usando crema solar de alta protección. Antes es mejor evitarlo dado que el sol y cualquier quemadura solar pueden interferir en el proceso de recuperación y provocar daños adicionales.

Con respecto a los deportes de contacto, como el boxeo o cualquier arte marcial, se recomienda retomarlos una vez que las estructuras óseas de la cara están ya consolidadas, lo cual ocurre normalmente entre los 3 y los 6 meses después de la intervención. Es recomendable consultar con el cirujano su idoneidad antes de introducirnos en su práctica, ya que un golpe puede afectar tanto a lo resultados como a la salud de los pacientes.

En cualquier caso, para realizar un seguimiento detallado de cada intervención, el alta médica por parte del cirujano se puede prolongar hasta los 12 meses, en el caso por ejemplo de la rinoplastia, o hasta los 3 meses en cirugías más sencillas, como la blefaroplastia.

Ante cualquier duda, nuestros pacientes se pueden poner en contacto con nosotros y consultar al doctor Macía los hábitos más recomendables para sus cuidados postquirúrgicos. El objetivo final es garantizar la salud y el bienestar de todos los pacientes que se realizan una cirugía facial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *