Qué comer antes y después de una cirugía facial

Muchos pacientes nos preguntan qué pautas alimenticias deben seguir antes y después de una operación facial para favorecer una rápida recuperación y garantizar la seguridad del procedimiento. Aunque, en líneas generales, no es necesario realizar una variación en la dieta, recomendamos a nuestros pacientes optar por alimentos sanos, sobre todo fruta y verduras, los días previos y posteriores a la operación. Te explicamos por qué.

El objetivo de promocionar el consumo de alimentos saludables, sobre todo frutas y verduras, se encuentra en que una buena nutrición ayuda a acelerar la cicatrización de las heridas y reducir el riesgo de infección. Estos alimentos son una rica fuente de antioxidantes y contienen un alto contenido en vitamina C y vitamina A para favorecer la curación de las heridas quirúrgicas.

También en esta línea, los días antes y después de la cirugía es mejor evitar los alimentos procesados y con altos porcentajes de grasas saturadas y azúcares. Cada vez son más los estudios que relacionan dietas altas en azúcar con inflamación y una respuesta inmunitaria defectuosa. Así, su consumo en altas dosis ralentizará la recuperación de los tejidos del rostro después de la operación.

Por otro lado, tras cualquier tipo de intervención quirúrgica en el rostro recomendamos mantener una adecuada hidratación y beber abundante líquido. No solo agua, sino que también puedes tomar zumos, tés o infusiones. Una hidratación inadecuada puede provocar que se frene la regeneración de los tejidos y disminuya la oxigenación de la sangre, retrasando el proceso de recuperación de las heridas post cirugía.

En el caso de realizar una operación a través de la boca, como en el caso de la mentoplastia o la bichectomía, también es importante seguir una dieta blanda durante las primeras 24 horas y evitar los alimentos muy fríos y/o muy calientes. Un postoperatorio similar al de una extracción dentaria.

Sustancias que debes evitar

Lo que realmente debemos tener muy claro son los alimentos y sustancias a evitar antes y después de la operación. De entrada, los días previos a la cirugía debe evitarse cualquier tipo de neurotoxina, entre las que se encuentran el alcohol, la cafeína o el tabaco. El alcohol y el tabaco dificultan la circulación sanguínea, provocando vasoconstricción y disparando la tensión arterial, lo que puede afectar al buen desarrollo de la intervención. Además, este tipo de sustancias pueden aumentar el estado de nerviosismo y generar una mayor ansiedad en los pacientes.

También se deben tomar precauciones en cuanto a la medicación que toma de forma habitual cada paciente. En base a su historial clínico y necesidades le podemos recomendar dejar de tomar, por unos días, fármacos que dificulten la coagulación de la sangre, ya que pueden prolongar el sangrado durante la cirugía.

En Icifacial y Facifem, nuestra unidad especializada en feminización facial, asesoramos a los pacientes en estas y otras materias relacionadas con la cirugía y hacemos un seguimiento de su post operatorio para garantizar su seguridad y estado de salud. En todo momento pueden contactar con nosotros para resolver sus dudas. Contamos con un equipo multidisciplinar especializado en cirugía de cara y cuello y orientado a la satisfacción de los pacientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *