Otoplastia en niños y adolescentes

Otoplastia en chica adolescente

Otoplastia en niños

La otoplastia en niños y adolescentes es sencilla y en muchos casos necesaria. Las orejas dejan de sufrir transformaciones a partir de los 4-5 años, por lo que, aunque la otoplastia se realice pronto, no se va a ver afectada en el futuro. Los complejos en los más pequeños de la casa suelen desarrollarse a partir de los 6 años, cuando los niños empiezan a construir una imagen de sí mismos.

Precisamente por eso, sumado a la sencillez del procedimiento, si los padres lo consideran adecuado, lo ideal es que la operación se realice lo antes posible. Eso sí, la decisión final ha de estar consensuada con el cirujano, que velará por el interés del niño y valorará con objetividad si la intervención es aconsejable o si el complejo se disipará cuando el nene complete su desarrollo.

Claves de la otoplastia en niños y adolescentes

La cirugía de orejas para corregir las orejas de soplillo es un procedimiento muy común y muy sencillo: solo hay que hacer una pequeña incisión en la parte de detrás de las orejas a partir de la cual se procede a la remodelación del cartílago. Se trata de un procedimiento ambulatorio que se realiza con anestesia local, por lo que no es ni traumático, ni aparatoso ni conlleva un posoperatorio tedioso.

La cicatriz que queda es muy discreta, no solo porque es pequeña, sino porque queda en la parte de atrás de las orejas, por lo que es prácticamente invisible. El paciente tendrá que llevar los puntos durante aproximadamente una semana, con un vendaje que fomentará que las heridas se curen en la posición adecuada.

Al retirar ese vendaje, lo normal es que el niño tenga que llevar una cinta elástica entre 1 y 2 semanas después, para mantener esa posición y, sobre todo, para evitar que las orejas se doblen hacia delante, en especial, durante la noche.

Lo ideal en casos de niños y adolescentes es que la intervención se realice en época de vacaciones, para que los otros niños no se percaten del proceso. No obstante, dado que permite volver a la vida cotidiana con normalidad e incluso el mismo día de la intervención, se puede realizar en cualquier momento.

El paciente solo tendrá que quedarse en el hospital entre 30 minutos y 1 hora después de la otoplastia.

Germán Macía Colón

El Doctor Macía Colón es cirujano estético y maxilofacial experto en rinoplastia, blefaroplastia y bichectomía. Es Director de la clínica Icifacial de Madrid, España. Contacta con Icifacial para una consulta gratuita y sin compromiso.

Pide consulta gratis en Madrid, España

Video consulta por Skype si vives fuera

Comparte si la información te ha sido de utilidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *