Estirpación de grasa de cuello, ¿qué debes saber?

Para la mayoría de pacientes la estirpación de grasa facial o del cuello es la única solución para conseguir un cuello estilizado, aunque pasar por el quirófano siempre conlleva cientos de incógnitas y temores que en ocasiones están sobredimensionados.

En primer lugar, entendamos por qué la estirpación facial o de cuellosucción de cuello o papada es la única alternativa para algunos pacientes.

A medida que pasa el tiempo, el metabolismo se ralentiza y se hace cada vez más complicado eliminar la grasa. Es entonces cuando a pesar del ejercicio y la sana alimentación, ésta se acumula en determinadas zonas como caderas, abdomen o papada. Cuando la grasa se concentra en papada o cuello, la persona parece mayor de lo que es y se difumina el contorno facial dando la sensación de que queda unido el rostro con el resto del cuerpo por un antiestético “bulto”.  Algunas personas optan por interminables tratamientos de medicina estética que poco pueden hacer para solucionar el problema. Eliminar la grasa que se ha instalado en el cuello tiene como única solución la estirpación facial o de cuellosucción de cuello.

Antes y después de Liposucción de cuello

La cirugía es relativamente sencilla y de rápida recuperación, aunque es importante contar con un cirujano formado y experimentado en cirugías faciales que posea la habilidad no solo de eliminar la grasa sino también de darle al cuello una forma bonita.

Durante la intervención, se realizan pequeñas incisiones en lugares estratégicos por los que se insertará una fina cánula que extraerá el exceso de grasa. Las incisiones se hacen o bien justo debajo del mentón o detrás de la oreja, con la finalidad de que sean totalmente imperceptibles. El paciente no nota absolutamente nada ya que permanece sedado y recibe anestesia local en la zona del cuello, con lo que se reducen los riesgos que conlleva la anestesia general.

Una vez extraída la grasa por medio de las cánulas, se cubre la zona con una banda elástica de compresión que el paciente deberá llevar día y noche durante 3 días. Esta banda es sumamente importante porque ayuda a la piel a adaptarse a la nueva forma del rostro. El paciente abandona el hospital el mismo día de la cirugía de estirpación facial o de cuellosucción de cuello ya que al no aplicarse anestesia general el tiempo de recuperación es mucho menor. Podrá retomar sus actividades rutinarias casi de inmediato, evitando por unas semanas ejercicio extenuantes.

Los primeros días posteriores a la cirugía, es completamente normal experimentar hinchazón y hematomas,  efectos secundarios que remiten con la ayuda de la medicación prescrita por el cirujano facial. Los resultados se aprecian inmediatamente, aunque no es hasta el mes cuando se pueden ver de forma definitiva.

La estirpación facial o de cuellosucción de papada o cuello se puede realizar como único tratamiento en los casos en los que solo haya exceso de grasa, o puede ir acompañada de un lifting del tercio medio en los casos en los que además se presente flacidez en la piel o músculos demasiado debilitados.

Es fundamental que cirujano y paciente resuelvan todas las dudas en la primera consulta gratuita en la que además el paciente será valorado y recibirá un diagnóstico totalmente personalizado.

Germán Macía Colón

El Doctor Macía Colón es cirujano estético y maxilofacial experto en rinoplastia, blefaroplastia y bichectomía. Es Director de la clínica Icifacial de Madrid, España. Contacta con Icifacial para una consulta gratuita y sin compromiso.

Pide consulta gratis en Madrid, España

Video consulta por Skype si vives fuera

Comparte si la información te ha sido de utilidad


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *