Consejos para los pacientes: ¿Puedo operarme en verano?

La respuesta es sí. El verano es tan buena época para realizarte una cirugía facial como cualquier otra. A nivel médico, no existe ninguna contraindicación que te impida someterte a una intervención en esta época del año. Así, ciertos bulos que proliferan en internet, como que el postoperatorio se complica por el calor, que la inflamación es mayor o que la cicatrización es más lenta, no son ciertos. La recuperación será igual de exitosa que en cualquier otro momento del año siempre que se sigan los consejos del cirujano.

La principal indicación para los pacientes que se quieran operar en verano es que deben limitar algunas de las actividades propias de esta estación para garantizar los mejores resultados y la adecuada recuperación de la zona tratada. El objetivo es evitar la exposición directa al sol, que puede afectar a la cicatrización de las heridas o alterar la pigmentación de la piel, más sensible tras la operación.

Por ello recomendamos evitar tomar el sol y aplicar una crema solar de alta protección, en general en todo el rostro, pero siempre asegurando que las cicatrices queden bien cubiertas y protegidas. Se debe seguir esta pauta sin excepciones durante la primera semana después de la intervención, sobre todo en cirugías abiertas como algunos casos de rinoplastia ultrasónica. Aunque en verano se debe seguir este consejo de forma estricta, se trata de una pauta a aplicar tras la cirugía en cualquier estación del año. A su vez, este consejo aplica a todo tipo de pieles. No importa si estás más o menos bronceado. De igual manera, tomar el sol antes de la cirugía no es ningún inconveniente ni implica una peor cicatrización.

Tampoco tienes que preocuparte por el sudor producido por las altas temperaturas, ya que no causa infección en las cicatrices. A pesar de ello, en la medida de lo posible, recomendamos a nuestros pacientes descansar en ambientes frescos y secos.

Lo que sí puedes hacer después de una cirugía, y además es muy beneficioso para el tratamiento de las heridas, es bañarte en el mar. El agua salada contribuye a la correcta cicatrización y mantienen las heridas postquirúrgicas limpias. Para bañarte en una piscina con cloro deberás esperar un mínimo de entre 10 y 14 días.

¿Qué ventajas aporta?

En nuestra experiencia en Icifacial, en la época estival hay una mayor demanda de cirugías faciales. Los pacientes que deciden operarse en verano disponen de un mayor tiempo de descanso en el que pueden llevar un reposo relativo y contar con la ayuda de otras personas para atender sus necesidades, sobre todo los primeros días tras la cirugía. Gracias a estos días de vacaciones tampoco necesitan pedir la baja en el trabajo o dar ningún tipo de explicación.

También hay algunas cirugías que son más llevaderas en verano, como la blefaroplastia o cirugía de los párpados en cuyo postoperatorio recomendamos el uso continuo de gafas de sol para impedir que el sol incida directamente en la zona afectada. Así como las cirugías en las que no empleamos puntos, ya que las incisiones son muy pequeñas, como en la bichectomía, o cirugías que realizamos por dentro de la boca y no dejan cicatrices visibles.

Pero al final, la decisión de cuando operarse depende exclusivamente de los pacientes y de sus circunstancias. Cada persona elige el momento del año que le venga mejor y decide, en el caso del verano, si está o no dispuesta a sacrificar por unos días la playa y el sol. “Se trata de una decisión muy personal en la que la labor de los cirujanos es informar a los pacientes de los pros y los contras. Son ellos quienes deciden. Actualmente, debido a la incidencia del Covid-19 en los meses anteriores, estamos realizando muchas operaciones a pacientes que no han querido posponerla más, sino que prefieren conseguir su objetivo y mejorar la armonía de su rostro cuanto antes. Más aún si pueden teletrabajar desde casa” explica el doctor Germán Macía.

En el caso de tener alguna duda, el equipo de Icifacial está siempre a disposición de los pacientes para asesorarles y recordarles las pautas a seguir durante el postoperatorio para que sea lo menos molesto posible. También en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *